Disponer de la información de ventas y cobros de cada cliente facilita la gestión de las operaciones mejorando la productividad en el trabajo.